Esta playa de arena negra es conocida entre los locales sobre todo por la solitaria palmera que adorna una pequeña colina, rompiendo la continuidad de la playa.

Desde allí sacarás unas fotos espectaculares, especialmente al atardecer. No te la pierdas porque es el lugar ideal para escapar del mundanal bullicio que puebla la mayoría de las playas del suroeste de Bali.


Playa Batu Tampih