Tirta Empul

Tirta Empul fue construido en torno al año 965 D.C. en honor al dios Vishnu (encargado de la protección o conservación) y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2012. Es conocido por sus piscinas con fuentes, cuya agua se considera sagrada, por lo que muchos balineses acuden cada año allí a purificarse.

En la primera piscina, se pueden utilizar todos los chorros salvo dos que son más alargados, los correspondientes a la penúltima y antepenúltima fuente, que están reservados para los muertos. Como el hinduismo cree en la reencarnación, utilizan ese agua para purificar el cuerpo antes de realizar las ceremonias que acompañan a la muerte y alcanzar el estado de equilibrio que les permitirá reencarnarse.

Un poco más alejado hay una piscina pequeña con dos chorros que son para ahuyentar los malos pensamientos y las malas vibraciones. Y finalmente, hay una piscina más grande con varios chorros que simbolizan las cosas materiales.