El templo Goa Lawah es uno de los más peculiares de Bali, no sólo por encontrarse ubicado dentro de una cueva, ¡sino por la cantidad de murciélagos que habitan en ella! 

Se dice que un monje vino desde Java para divulgar su cultura por la isla y se encontró esta cueva llena de murciélagos, que además no se movían nunca. Mandó construir el templo a su alrededor y allí se quedaron para siempre.

Templo Goa Lawah