Iglesia del pollo + volcán Merapi

Una de las edificaciones más extrañas y chocantes del mundo. Esta iglesia abandonada fue construida en medio de la selva con idea de que fuese un centro de oración y refugio cristiano para niños, enfermos o drogadictos.

Sin embargo, en el año 2.000 se paralizó la edificación antes de su finalización por falta de fondos. Ahora es uno de los lugares más buscados por viajeros en busca de lugares raros o extraordinarios.

Su nombre se debe a que, lo creas o no, la iglesia tiene forma de pollo, con su cola, cabeza y pico. Por supuesto, ésta no era la intención inicial, se suponía que iba a ser una paloma, un animal con una simbología más cristiana.

El acceso al interior es sólo apto para verdaderos exploradores de lo ruinoso, pero sólo verla por fuera ya merece la pena. Todo un monumento al fracaso y la extravagancia, ¡no te lo puedes perder!


La visita a este volcán se puede hacer de varias maneras: como parada de una ruta en coche, en la que sólo te acercarás a las faldas para contemplar el volcán, de 2.900 metros de altitud y uno de los más activos de Indonesia; o puedes hacer el típico trekking para ver amanecer desde el volcán, para lo que tendrás que contactar con una de las muchas agencias locales que lo gestionan.

También puedes visitar el parque natural del volcán en todoterreno descapotable de 4 personas (450.000 IDR, unos 30€). Se visitan zonas afectadas por las erupciones, un museo y un búnker donde la gente se protegió durante el episodio.